La Atribución

Ø Solo deben utilizarse comillas para abarcar palabras, expresiones o frases completas pronunciadas o escritas por persona diferente del periodista. Debe tenerse cuidado de abrir y cerrar comillas exactamente en el lugar que corresponde. En ningún caso se puede poner entre comillas una palabra o expresión que, a juicio del periodista, resuma el pensamiento del entrevistado, pero que este no pronunció.

Ø Entre comillas irá lo absolutamente textual e imprescindible. Esto quiere decir que se deben eliminar frases que carezcan de novedad o no caractericen al personaje que habla

Ø Cuando el personaje que habla y cuyas palabras van entre comillas cita a una tercera persona, o cuando se hace una cita dentro de otra, se debe abrir subcomillas, que consisten en el signo “.Pero, debido a los problemas de carácter tipográfico que se suelen presentar, es preferible no usar las subcomillas, dando un rodeo, con el objeto de evitarle confusiones al lector.

Ø El lugar en que se coloque la atribución depende, en gran parte, de la extensión de la cita y de la forma que tenga el texto. Se pueden visualizar los siguientes casos:

a) Atribución antes de la cita:

ej.: El abogado Carlos López dijo:< propongo renunciar...>>

Esta forma se impone cuando la cita es demasiado larga (de más de 30 palabras)

b) Atribución después de la cita:

Ej. :<>, dijo López.

Se debe utilizar solo en citas de extensión mediana o corta.

c) Atribución en mitad de la cita, utilizando rayas,

Ej.: < esperanzas>>.

En esta forma de atribución se debe tener el cuidado de que las palabras entre guiones no rompan el hilo del discurso. Las rayas deben colocarse en el punto de la frase donde hay una pausa natural de las ideas. Sin embargo, esta forma de atribución es particularmente literaria y no se recomienda para los textos noticiosos generales.

Ø No es permisible que aparezcan frases entre comillas sin tener atribución explícita en cualquiera de las tres formas mencionadas.

Ø De ninguna manera se pueden utilizar las comillas para subrayar una palabra o darle énfasis especial, por que indicarían todo lo contrario de lo que se propone el periodista: la palabra adquiere un sentido peyorativo. Dentro de un texto informativo de cualquier género, el periodista no suele tener la necesidad de subrayar una palabra. Pero si lo considera indispensable debe utilizar una raya debajo de la palabra, la negrita o las comillas sencillas, según el caso.

Ø Ningún texto informativo debe iniciarse con una cita de más de 15 palabras y que carezca de impacto. En tales casos la atribución irá después de la cita, pero con la plena identificación de la persona que pronunció esas palabras y las circunstancias en que lo hizo.


Mauricio Correa, Docente Funlam

No hay comentarios:

Publicar un comentario